Tuesday, March 04, 2014

El punto más bajo de tu vida

Te has levantado de la cama y te has mirado al espejo. Empiezas a estar cascado. No tienes un duro en la cuenta, tu carrera está estancada y te sobran de cinco a diez kilos. Nadie contesta tus mensajes. Ni tú mismo sabes cómo has sobrevivido los últimos meses ni cómo vas a sobrevivir los siguientes. Te das cuenta de que ese momento, delante del espejo, es el más bajo de tu vida. Y te deprimes. Claro, lógico. Pero déjame decirte algo. Este va a ser, sin duda, el momento más importante de tu vida, la piedra sobre la que levantarás tu iglesia. ¿Has oído alguna vez hablar a alguien verdaderamente rico? Todos detallan lo pobres que eran, como tuvieron que tirar de préstamos de amigos y familiares. Nadie habla del éxito, sino del camino. Porque es el camino el que dará forma a tus pies. Y son tus pies, con cada nueva pisada, los que dan sentido al camino. Tu camino. Quien quiere llegar a una meta, necesita una salida. Y esta es la tuya, delante del espejo. Sin esto, no hay nada.

Sunday, December 15, 2013

"Campo de golf"


Hacía un ruido monótono, tanto que podía llegar a adormecerte, como un mantra repetido millones de veces. Los rodillos delanteros rotaban hacia dentro, empujando las bolas hacia un tubo de succión que las llevaba al depósito trasero. Cuando estaba lleno se encendía un piloto rojo junto al volante. Ese era el momento de volver. Esto podía tardar alrededor de una hora. Durante ese tiempo el sonido de los rodillos me ensoñaba. Mantenía la cabeza ocupada y pensaba en mis clases, en el dinero que mis padres tenían que aportar para que pudiera estudiar en la universidad, pero sobre todo pensaba en ella. Se llamaba Carla. Era delgada, tenía un pelo lacio que le llegaba casi a la cintura y mucha gente la consideraba altiva, pero yo creía que era tímida. Tenía los ojos azul claro y trabajaba en la tienda de la entrada del campo vendiendo palos, guantes, bolas y ropa deportiva. Como el mío, era un trabajo a media jornada para compaginarlo con las clases.